Bronceador exprés de Té negro

El té negro tiene el poder de teñir ligeramente la piel y de ayudarnos a lucir un bonito moreno sin necesidad de exponernos al sol.

Ingredientes:

Pasos a seguir:

  • Calentamos el agua hasta que rompa a hervir.
  • Cuando entre en ebullición la retiramos, e infusionamos en ella el té negro. ( Unos 30minutos)
  • Transcurrida la media hora llenamos nuestro pulverizador y rociamos por toda la piel o empapamos una esponja en el agua, escurrimos y frotamos con suavidad por todo el cuerpo hasta que el té negro haya impregnado nuestra piel por completo.
  • Hecho esto dejamos que el producto repose sobre nuestro cuerpo unos 15 o 20 minutos, como si se tratara de un bronceador casero convencional.
  • Finalmente aclaramos la piel con abundante agua fría o templada, secamos con una toalla y extendemos una crema hidratante para mantenerla libre de sequedad y potenciar aún más el bronceado.
  • Recuerda que podremos poner en práctica este truco de belleza a diario, hasta haber alcanzado el tono deseado y que podremos guardar el agua sobrante en la nevera para que se conserve en buen estado varios días.
  • (El efecto bronceador del té negro desaparecerá unas horas después de haber puesto en práctica el remedio y podremos recuperar el color siguiendo los mismos pasos de nuevo)