LA MANZANILLA PARA PERROS

Hay plantas, como es el caso de la manzanilla, tila u anís que tienen muchos beneficios para el bienestar del animal.

La manzanilla y los perros se llevan bien, de modo que podemos preparar tranquilamente una manzanilla para perros. 

Las personas que tienen niños pequeños seguramente conocen esos terribles cólicos que sufren en sus primeros meses y años de vida. El tracto digestivo de los bebés no está del todo desarrollado y tiene que habituarse a la alimentación y los cambios que experimentan en sus primeras etapas. Esto, unido al nerviosismo y al llanto, hace que los niños tengan molestias digestivas frecuentes. Un remedio muy popular para combatir estas molestias es la infusión de manzanilla con anís.

En las mascotas sucede algo similar. Los perros suelen mostrarse ansiosos gran parte del día. Por ejemplo a la hora de comer, cuando le servimos su comida favorita, o cuando intuyen que vamos a sacarles a pasear, sumamos a esto esos berrinches que coge el animal cuando se queda solo en casa. Además, tampoco es raro que los perros coman cualquier cosa que encuentran, ya sea alimento u objetos. Así es comprensible que sufran también problemas gástricos.

El uso de la manzanilla y el anís, en pequeñas dosis, sí está permitido en perros, y de hecho les alivia bastante los dolores abdominales y las náuseas. Pero no solo esto, sino que la manzanilla tiene otras propiedades medicinales muy interesantes para los perros que conviene que conozcamos y tengamos en cuenta.

Los perros ansiosos pueden calmar sus nervios tomando infusión de manzanilla.

Aparte, la manzanilla es un remedio eficaz para tratar los problemas en la piel que han sido ocasionados por la picadura de algún parásito como las pulgas, o bien cuando el perro se ha hecho alguna herida ( A modo externo).