Té de mantequilla (Po Cha)

Como curiosidad hoy os traemos el té de mantequilla típico del Tibet, es una bebida muy popular entre los tibetanos pues les ayuda a sobrellevar las frías temperaturas a esa altitud, y esta hecho de mantequilla de yak, sal y té.

El tibetano medio puede beber unas 50 o 60 tazas de este te al día… una  barbaridad.

Este té está hecho de hojas de té negro provenientes de un área llamada Pemagul en el Tíbet, mantequilla de yak y sal.

Las hojas de té se hierven durante muchas horas y luego se añade la mantequilla y la sal en una especie de cilindro de bambú donde se mezcla y se bate con energía hasta obtener una bebida de color blanquecino espumosa que se sirve en cuencos. 

La mantequilla se hace con leche de yak, que en el Tíbet se llama «dri»

La combinación no suele resultar muy atractiva para los no tibetanos, debe interpretarse y beberse como una sopa caliente ideal para un clima frío.